Expertise

Nuestros vinos, únicos en el mundo, son el fiel reflejo de la dedicación, la pasión,
el compromiso, la investigación y el conocimiento de la gente que los produce.
Quienes día a día se aventuran a crear ejemplares únicos, fuera de serie.

Alejandro Pepa

Enólogo de Bodega El Esteco

 

Motivado por el descubrimiento de nuevas experiencias apostó a un nuevo desafío en su carrera: dejar su Mendoza natal e instalarse en la ciudad salteña de Cafayate. Amante de las grandes aventuras, recorrió el mundo en búsqueda de nuevos viñedos hasta llegar al corazón de los Valles Calchaquíes.

Impulsado por descubrir los misterios que esconde este lugar mágico, eligió nuestro Terroir para sumergirse en la creación de vinos de Alta Gama. “Cafayate es dueña de una riqueza inmensurable, proveniente de sus suelos: cepas únicas, fecundadas en un terruño privilegiado, un verdadero tesoro, que da como resultado un lugar único para la producción de uvas y vinos de gran calidad”, comenta Alejandro.

Un trabajo diario de investigación y superación constante, han convertido a Alejandro Pepa en uno de los profesionales que mejor conoce los secretos de las viñas cafayateñas, pero su ambición por conocer cada vez un poco más sobre estas tierras no termina.

Francisco Tellechea

Ingeniero Agrónomo de Bodega El Esteco

 

Oriundo de Salta, su capacidad y excelentes calificaciones lo llevaron hasta el sur de Francia, dónde descubrió un clima diferente y una cultura del vino totalmente nueva. Siguió recorriendo, conociendo y explorando zonas, espacios, climas, tierras y culturas. Pasó por Perú, Mendoza, Salta y Catamarca.

La búsqueda de aventuras y nuevos conocimientos lo llevaron a distintos rincones del mundo del vino. A pesar de la exhaustiva recorrida, Francisco confiesa seguir eligiendo Cafayate, un espacio único y enigmático que lo atrapa por sus valles, la calidad de la gente y la paleta de colores de su paisaje, que cambia a lo largo del día: “La luna que ilumina las noches frescas y el sol que refleja en el suelo de micas, hacen de este lugar, un terreno mágico”, comenta Francisco.

Francisco es parte hace muchos años de Bodega El Esteco, reconoce el punto exacto de los frutos, siente el potencial y la energía con la que cuenta la tierra, y trabaja incansablemente en la búsqueda de la perfección para que el terroir, que hoy es su hogar, cada día coseche vinos más excepcionales.

RE
SER